Steven Spielberg dice que Robin Williams lo ayudó durante el trauma de filmar “La Lista de Schindler”

Compartir en Facebook

Anoche, el legendario cineasta y director Steven Spielberg estuvo presente en el Festival de Cine de Tribeca, con motivo de la celebración del 25° aniversario del estreno de “La Lista de Schindler“. La épica película histórica fue proyectada frente a la audiencia presente en el festival, y marcó la primera vez que Spielberg vio el film con una audiencia presente desde su estreno original hace ya más de dos décadas.

Vía theplaylist.net

Vía theplaylist.net

De hecho, Spielberg confesó que la última vez que vio el filme fue hace 5 años, en ocasión de su 20° aniversario, cuando estaban trabajando en la restauración del material para su lanzamiento en Blu-Ray, pero admitió que inclusive en aquella ocasión, mantuvo la película en mudo. Este es solo uno de varios ejemplos de cuán profunda y traumática fue la producción de la película para Spielberg, y el resto del elenco y equipo, aparentemente.

Vía carnegiecouncil.org

Vía carnegiecouncil.org

Durante el transcurso de la discusión, Spielberg compartió historias de cómo lidió con el trauma de la filmación de semejante historia, y cómo la autenticidad de la producción llevó al elenco a estar al borde de ataques de nervios. Uno de los más grandes apoyos para Spielberg, según él mismo cuenta, fue el comediante ya fallecido Robin Williams. El cineasta director de incontables éxitos de taquilla a lo largo de toda su carrera contó cómo Williams lo ayudó en tan difícil proceso.

Vía indiewire.com

Vía indiewire.com

“Robin [Williams] sabía por lo que yo estaba pasando, y una vez a la semana, me llamaba a la misma hora y me hacía 15 minutos de chistes por teléfono, provocando que me ría descontroladamente, porque tenía tanto de lo cual liberarme”, contó. “Pero de la misma manera en que se comportaba por teléfono, siempre te cortaba la llamada al escuchar tu risa más fuerte y profunda. Nunca decía adiós, simplemente cortaba cuando escuchaba la risa más fuerte posible”, comentó. Desafortunadamente, no todos en el set de grabación tenían el lujo de contar con un comediante de clase mundial como apoyo y consuelo. El director también contó la historia de cómo filmando una escena, algunos actores quedaron impactados hasta el punto de tener que tomarse un descanso de la filmación de forma extendida. Luego de filmar la escena en la cual un grupo de mujeres judías es llevado por error a Auschwitz, dijo Spielberg, “dos jóvenes actores, ambos israelíes, no pudieron filmar durante los siguientes tres días. Habían tenido un ataque de nervios. Había trauma por doquier. Eso no se puede fingir”.